was successfully added to your cart.

Ensalada de goles con sabor agridulce en el coliseum de Riazor

Hoy se celebraba una nueva sede de la liga autonómica alevín de hockey línea en la pista central de Riazor. Dos caras bien distintas con las que nuestros grandes patinadores afrontaron sus dos partidos. En el primero, ante los lucenses del Meiguiñas, los Galicia Rollers salieron muy fríos a pista. Un primer gol encajado a los 7 segundos, cayó como un jarro de agua fría en el conjunto verdinegro, acorde a la gélida mañana en el pabellón municipal de Riazor.

Pero quedaba un segundo choque ante Vigo Blue Ringed. La imagen fue bien distinta. La charla en el vestuario a cargo del cuerpo técnico con Luís Penin e Iván Rama al frente, hizo mella en los jugadores, que recordaban el último empate ante los olívicos en la Copa Monster y salieron a dar el máximo. Un partido trepidante, en el que Galicia Rollers veía portería con cierta facilidad, fruto de la confianza de sus jugadores, principalmente por el acierto mostrado por Adriana Ribetto, pichichi de Galicia Rollers y el buenhacer de Alberto Martínez. Debutaba también en el equipo, Andrés, cierre de los benjamines que mostró su valía con creces sobre la tarima. El resultado final de 9 a 8 para Vigo Blue Ringed lo dice todo. Hay que seguir remando y trabajando duro, y los resultados saldrán por sí solos. Sois el futuro del hockey línea. Estamos muy orgullosos de todos y cada uno de vosotros.