Skip to main content

Carrito

El pabellón de Bouzas en Vigo puso el cierre a la segunda sede de hockey línea en su categoría benjamín, en la que los más jóvenes de Galicia Rollers trajeron un punto que sabe a gloria con vistas a alcanzar el quinto puesto en la clasificación.

 

El partido daba comienzo contra los ourensanos de Morcegos HL. Un gol de Adriana Ribetto tras asistencia de Mencía Taboada hacía albergar esperanzas de que era posible sacar algo positivo ante un dificilísimo rival, y con el empate se llegó al final de la primera parte. En el segundo tiempo perdieron un poquito de fuelle, pero en líneas generales dieron la talla con creces. Era un viaje muy largo, se jugaba muy temprano y el rival puso las cosas muy difíciles.

 

En el segundo partido, Galicia Rollers pareció resurgir como el Ave Fénix, y aunque fueron los locales los que en esta ocasión se adelantaron en el marcador, Mauro puso el empate en el electrónico y que a la postre sería definitivo.