El Roller Freestyle o “Agresivo” nació en California a finales de los años 80, y se puede decir que es un estilo espectacular, ya que puedes utilizar muchas partes del mobiliario urbano como rampas, barandillas, bordillos, paredes, y otras superficies. En sus orígenes, esta modalidad englobaba tanto saltos en rampa (half-pipe) como los descritos anteriormente, pero en la actualidad se ha diferenciado cada uno como un estilo propio.

El concepto de grindar consiste en deslizarse sobre una barandilla o el borde de un bordillo usando diferentes partes del patín.

En el patinaje agresivo se utilizan unos patines especiales de bota dura y un chasis bajo y corto compuesto de plástico duro lo que facilita el deslizamiento. Las ruedas de los patines de agresivo son más gruesas que las de los patines comunes, variando su diámetro entre los 56 y 60mm, aunque en la actualidad se están diseñando guías para adaptar mayor diámetro de rueda.

Las característica más importante de un patín de agresivo son las placas de plástico rígido en la base de la bota, que sobresale a ambos lados (soul plate y negative plate) y que se utiliza para facilitar los trucos.

Este 2018 es el año en el que sacamos esta disciplina adelante con mucha ilusión y que estamos seguros que marcará un antes y un después en nuestra comunidad. Estará enfocada  niños/as de 7 años en adelante, y que ya sepan patinar en línea y estarán clasificados por niveles en función a sus habilidades.

El material necesario en su comienzo serán unos patines en línea y las protecciones serán todas obligatorias. En función a la evolución se recomendará adquirir con patines especificos para poder desarrollar grinds.

Estamos seguros que os va a encantar!! PROBAMOS??