was successfully added to your cart.

Intensa jornada de hockey línea en el Agra y en la sede alevín de Bouzas

By 21 marzo, 2019Informacion

El pasado fin de semana fue un pleno de partidos para las categorías base de Galicia Rollers. Si el sábado por la tarde, los benjamines volvían a sufrir para ganar a HL Iguanas de Marín, la categoría alevín no pudo traerse algo positivo del pabellón olívico de Bouzas, donde se midieron a Lóstregos y Morcegos de Ourense. Cada semana que pasa, la liga autonómica de hockey línea está sumando adeptos y aficionados en las gradas.

Fotos: Estudio Borrazás

Los más pequeños parecía que se llevarían una clara victoria ante HL Iguanas, no en vano llegaron a ponerse 6-1 por delante y a falta de sólo 11 minutos para el final del partido, pero una vez más, tuvieron que ponerse serios porque con un 6-4 todo podía pasar. Ya en el partido de ida, sufrieron para ganar a un equipo que nos ha vuelto a visitar en cuadro, y donde su entrenador/Presidente  está sacando el máximo de sus jóvenes patinadores. Al igual que Luis Penin, el míster coruñés, que tuvo que pedir un tiempo muerto en el segundo periodo para intentar parar el vendaval marinense. Una falta de Nicola, dejó a los visitantes en inferioridad y lo supo aprovechar Galicia Rollers para cerrar el marcador con un 7-4, que hacía albergar esperanzas de hacer un buen papel ante los claros favoritos con los que se enfrentaban después, Peque Lóstregos. A pesar del orden mostrado en defensa por los coruñeses, los lucenses no dieron opciones.

Fotos: Estudio Borrazás

La liga autonómica de hockey línea continuaba en jornada dominical, concretamente en el pabellón municipal de Bouzas (Vigo), y los alevines se enfrentaban a dos huesos duros de roer. Lóstregos tampoco dio opción a los herculinos, esperando que los ourensanos de HL Morcegos acusaran la derrota previa ante Meiguiñas, el líder de liga, pero fue Galicia Rollers  quien acusó quizás el cansancio del primer partido. Mención especial, el debut de Candela y Raúl con el equipo alevín, que al igual que el resto de sus compañeros, se dejaron la piel hasta el último suspiro en esta sede.